earth-g794ae36c0_640

Hace más de una década vivo fuera de Bolivia. Esta experiencia permite comprender mejor otros sistemas políticos y gobiernos en el mundo, y cómo es visto el panorama político del país, hecho que es bastante significativo a la hora de  una primera aproximación sobre algunos mitos y la realidad nacional dentro de los círculos intelectuales y académicos. En las democracias avanzadas, es altamente relevante la opinión de estos últimos, puesto que es formadora de la política exterior y las relaciones internacionales. En otros términos, sin la opinión de los intelectuales y académicos en el mundo occidental, no es posible definir la agenda política internacional de países como España, Alemania, Estados Unidos o Francia.

En primer lugar se suele decir en estos círculos, que no existe en Bolivia una alternativa de izquierda política democrática en el país, y que por lo tanto Evo Morales y su comitiva son el mal menor a los problemas de Bolivia. Me detengo en el este punto porque creo sin temor a equivocarme que el MAS y el gobierno que lo representa no es un partido político de izquierdas. El mejor ejemplo es que la declaración de principios de la Internacional Socialista que reúne una buena cantidad de partidos políticos de izquierda en Europa, Norteamérica, y otras democracias avanzadas, incluye el pluralismo político, el internacionalismo, el republicanismo y el ideario del liberalismo político, como fundamentales y piedras angulares sin las cuáles no es posible entender el germen de sus ideas.

Evidentemente, si habríamos de hacer una catalogación conceptual del MAS, valdría la pena estudiar a fondo sus enormes similitudes con la ultraderecha conservadora y antiliberal, y cómo no, la falta o la ausencia de una política de Estado tendiente a la búsqueda de una auténtica justicia social.

En segundo lugar, suele malinterpretarse en estos círculos académicos e intelectuales internacionales, por una falta de información antes que nada, el problema indígena y de participación política debido a una falta o escasez de intelectuales y partidos políticos con idearios socialdemócratas y liberales modernos en Bolivia. La socialdemocracia, pero también el conjunto de partidos políticos del mundo occidental de corte liberal entiende que el MAS representa la única opción frente al radicalismo conservador de una buena parte del espectro político boliviano. Y este problema subsiste porque en Bolivia no se implementa una oposición política fuerte de carácter liberal, socialdemócrata, internacionalista, laica y progresista. Leí con mucho agrado decir al abogado constitucionalista Williams Bascopé Laruta que se declaraba un socialista democrático, y además liberal y opuesto al etnocentrismo racista del MAS, o al conservadurismo de una derecha cavernaria. Ojalá pueda él, conjuntamente con otros intelectuales a nivel interno e internacional avanzar en estas materias.

En suma, para caminar en el contexto nacional e internacional, y llevar adelante una agenda política real de largo plazo que logre frenar el autoritarismo del MAS, hay que tomar muy en cuenta estos asuntos. Sería altamente favorable para el país desmitificar que el MAS es de izquierdas, o que representa intereses indígenas, y consolidar conjuntamente con los intelectuales un partido joven, formal y serio, dentro del espectro de la socialdemocracia moderna. Una idea así, tendría enorme impacto nacional y mundial. 

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *